Bodegas Regajo

Por José Luis Venegas Regajo

Entre la comarca de Tierra de Barros (Badajoz) y el Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche (Huelva), José Luis Venegas Regajo es la cuarta generación de una bodega con raíces familiares profundas donde cada botella de vino es el resultado de un cuidadoso y especial trato a la uva.

Familia Regajo

1950, el germen. Manuel Regajo, guiado por las ideas de su hijo José Regajo, comienza la plantación de vides en la Viña del Mellizo, alentados por la oportunidad del momento y sirviéndose de burras para llevar la uva desde el paraje de Las Cabezas hasta la Calle Compás de Fregenal de la Sierra, donde permanecía la bodega en sus inicios con las primeras tinajas de barro.

El espíritu emprendedor. José Regajo aprovechó el crecimiento de buenas cosechas correlativas a finales de la década de 1950 y en la de 1960 para animar a su padre en la compra de más conos de barro, llevando a la ampliación de la bodega, ya en la Calle Nueva Santa Ana, y construyendo la base de lo que hoy son las instalaciones de prensado y fermentación.

De las primeras añadas fruto de la pisa a la prensa tradicional. El impulsor mantenía el negocio con la venta de vino a granel, el Pitarra, sobre todo con las garrafas de cristal de 16 litros, origen de lo que fue la taberna desde 1982, a la par que mantenía el cuidado del campo con el cuñado Ignacio y otros familiares.

El terreno del panadero deja paso a nuevas suertes. Con la llegada de la tercera generación, de la mano de Kika y Ana María, especialmente, junto a José Regajo, nuevos campos surten a la bodega para conseguir diversos caldos, acompañando en ello los consejos del enólogo Aniceto Mesías y el apoyo de Emilio.

La llegada de las variedades. La tercera generación liderada por Ana María Regajo y Emilio Venegas reconoce y honra lo creado allá por los años de la década de 1950 y ha plantado más variedades de uvas en los nuevos terrenos, siempre con la intención de aprender cada día más, con el apoyo de la cuarta generación José Luis Venegas Regajo, sumando nueva maquinaria y técnicas para la elaboración y partiendo de las ventas en la tienda de Nueva Santa Ana hacia otros puntos.

La tradición hecha vino

La bodega empezó su andadura hace 65 años. La perseverancia en un objetivo apasionado. Con este lema nos marcamos en Bodegas Regajo el trabajo sobre la tierra y la vid, y con ello vendimiar el fruto por San Mateo guiados por la ilusión que trae cada año, renovando el aprendizaje y afianzando la tradición con el esfuerzo.

Las viñas de Bodegas Regajo se encuentran principalmente al noreste del término municipal de Fregenal de la Sierra, aunque partiendo en sus inicios de viñedos situados al sur, con una altitud de en torno a 580 y 590 metros y la influencia en parte de ellos de los arroyos Calderero y Ciallo. Tienen una antigüedad de entre 20 y 25 años.

Los suelos que caracterizan el terreno son el barro y la pizarra, con retención de agua y nutrientes necesarios, dando particularidad al desarrollo de las variedades que vendimiamos, además de contar con el efecto del clima mediterráneo, con influencia atlántica, con temperaturas que superan los 30 grados en verano y mínimas sobre los cero grados en invierno y precipitaciones de unos 600 litros por metro cuadrado anuales. La mirada está pendiente del cielo cada día, comprometidos con la labor.

La variedad Tempranillo, la tinta del país, fue la que dio origen a los viñedos y con el tiempo, principalmente desde la década de 1990, nuevas variedades se han ido plantando en las nuevas parcelas, entre ellas Macabeo, Cabernet Sauvignon, Pedro Ximénez, Eva -natural de Extremadura-, Garnacha y Syrah. Éstas tres últimas en pequeñas extensiones, pero todas ellas testigo del desarrollo de la bodega.

Las uvas se recogen de manera manual con el uso de cajas y esportones de entre unos 10 y 15 kilos, con una selección para el transporte posterior en remolques directos a la bodega, donde se realiza la descarga con sumo cuidado, con el objetivo de mantener el mejor estado y lograr el producto de calidad garantizada con sello Bodegas Regajo. Expresión de la familia.

El fruto recolectado llega a la bodega en dos turnos a lo largo de las mañanas de días del mes de septiembre, unos años a principios y otros a finales, en función de la maduración de la uva. La selección es esencial, tanto en el campo, como en las instalaciones de prensado, para obtener el vino que procuramos con pasión.

Utilizan prensa manual, maduración en conos de barro y barrica de madera. Vinos de calidad que superan los 14º, ya que la cosecha se hace a finales de septiembre y principios de octubre, para conseguir un óptimo de maduración.

Buscamos en nuestros vinos la atracción para todos los paladares y diversidad de aromas en los distintos tipos que elaboramos, con propiedades organolépticas en este caso singulares. El propósito es crear buenos recuerdos al disfrutar de ellos en momentos siempre especiales, resaltando la tradición junto a la innovación ligadas a la familia.

Información de la finca

Dirección

C. Nueva Sta. Ana, 33, 06340 Fregenal de la Sierra, Badajoz

Equipo

2 agricultores

Tamaño de la finca

8 hectáreas

Técnica de cultivo

Agricultura de secano tradicional

Adopta a Bodegas Regajo

Entre la comarca de Tierra de Barros (Badajoz) y el Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche (Huelva), José Luis Venegas Regajo es la cuarta generación de una bodega con raíces familiares profundas donde cada botella de vino es el resultado de un cuidadoso y especial trato a la uva.

Con tu adopción apoyas a José Luis y su familia a seguir elaborando vino artesanal de manera apasionada y comprometida sin tener que competir ni adaptarse a los ritmos intensivos de las grandes bodegas industriales.

Incluye:

3 botellas de vino artesanal a domicilio

Invitación formal para dos personas para conocer al Artesano

Acceso al Club GOURE

Precio:

34,90  cada 4 meses

Las elaboraciones de Bodegas Regajo

¡Envío gratis en tu primer pedido!

📧 ¡Suscríbete a nuestra newsletter y consigue este descuento limitado!

Verificacion